domingo, 20 de febrero de 2011

Dilma ordena la economía.

http://sur.elargentino.com/notas/dilma-ordena-la-economia



Dilma ordena la economía

Año 3. Edición número 143. Domingo 13 de febero de 2011

Dilma Rouseff anunció esta semana un recorte del gasto público por 14 mil millones de reales. (AP)
La presidenta brasileña avanza con su concepto de disciplina fiscal y encarga a su gabinete un recorte presupuestario
La austeridad, cuando es necesaria, pareciera ser una marca de los gobiernos del PT. En su primer año de mandato, Inácio Lula da Silva anunció una reducción de 14 mil millones de reales, con el objetivo de alcanzar un 4,25% del PIB como superávit primario. Siguiendo un “desarrollismo monetarista”, también desplegó un paquete de 14 medidas para incentivar el crecimiento. Por eso, que el gobierno de Dilma Rousseff encargue a sus ministros un recorte presupuestario no sorprende, de hecho, uno de sus planteos fue sostener la disciplina fiscal.
En esta oportunidad, las medidas buscan cerrar una brecha en la relación presupuesto/producto y revertir una tendencia de aumento del gasto, que desde 2003 hasta 2010 alcanzó un 3,3% anual del PBI, mientras que la tasa de crecimiento en los últimos dos años descendió al 1,8%. El auge fiscal se dio especialmente en 2010, cuando el expresidente Lula mantuvo una política expansiva, tanto para sostener la candidatura de Dilma como para enfrentar sin recortes la crisis internacional. Superado el contexto, ahora se trata de regular las erogaciones y controlar una posible presión inflacionaria.
Es que el aumento de precios es un tema que está en la agenda de los medios y alienta a los mercados, o sea a los empresarios, a criticar la política de gastos y generar incrementos en los valores de los productos. En 2010, los índices de precios al consumidor (IPC) no superaron el 7%; el IPC- Nacional llegó al 6,47% y IPC-Ampliado, que mide variaciones en bienes para familias de más de $R 350 a $R 3500, alcanzó el 5,91%. Y si bien la tendencia inflacionaria se mantuvo en enero, que sentenció un 0,83% en el IPCA y un 0,94% para el IPCN y fue el más elevado desde 2005, es un bajo nivel.
Pero esto lanzó un alerta e inmediatamente, conocido el indicador, el ministro de Hacienda, Guido Mantega anunció que se desarrollará una serie de recortes que “no afectarán a los proyectos sociales ni las millonarias inversiones previstas en el Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC)”, aseveró el funcionario. Por su parte, la ministra de Planificación Miriam Belchior aseguró que “reduciremos los gastos corrientes. Es posible gastar menos y hacer más”.
Sin embargo, el motivo de las variaciones de precios no está en el gasto fiscal. Si bien el déficit alcanzó un 2,3% del PIB, está muy lejos de los problemas de cuentas que presenta Europa (o EE.UU.). En realidad, el escollo radica en la incapacidad del Banco Central de Brasil de contener una apreciación del real. Las políticas de Ben Bernanke en la Reserva Federal provocaron una devaluación del dólar y una suba de un 38% del real respecto de la divisa norteamericana en los últimos dos años.
Para mantener el valor del real, la intervención en el mercado de cambios y la acumulación de reservas han generado un aumento de la inflación. A su vez, el Banco Central brasileño, al aumentar las tasas de interés al 11,25% para controlar el incremento de precios, genera un desincentivo sobre la producción y, si bien atrae capitales que buscan buenos retornos, presiona aún más sobre el valor del real.
En definitiva, estas medidas tratan de revertir una tendencia de crecimiento del gasto y atenuar las presiones del tipo de cambio. De hecho, la primera acción de Dilma en política económica se orientó a flexibilizar el acceso al sistema de créditos para el sector exportador. Y ya, en su primera reunión de gabinete, lo que preocupaba al nuevo gobierno era la política de dólar barato, por lo que se perfilaba un análisis de recorte presupuestario por parte de los ministerios.
De esta manera, Dilma Rousseff tendrá la difícil tarea de ajustar el lápiz y detallar por dónde pasará la tijera, que según se anunció será alrededor de 50 mil millones de reales (unos 30 mil millones de dólares). Esta cifra parece ser alta, sin embargo, los montos significativos reales son menores, y es que se calcula que el presupuesto 2011 tuvo una sobreestimación de unos 20 mil millones por parte del Congreso, por lo que la reducción se centrará más en gastos como viáticos o pasajes de funcionarios, alquiler o compras de autos, costos operativos (luz, gas, teléfono y material de consumo) o, incluso, la suspensión de concursos públicos, que en otras erogaciones sustanciales.
Sin embargo, tendrá que ir lidiando con cada baja, por ejemplo, postergar la adquisición de aviones caza, una licitación que estaba casi cerrada desde la gestión Lula, podría provocar la primera dimisión en el gabinete. Es que el ministro de Defensa Nelson Jobim, quien fuera designado en 2007 y ratificado por Dilma, tuvo la responsabilidad de realizar este proceso de compra. Por otra parte, si bien el gobierno esta haciendo los cálculos teniendo en cuenta un salario mínimo de R$ 545, tendrá un conflicto en puerta, porque la CUT (Central Única de Trabajadores) reclama un monto mensual de $R 580, lo que es una variable compleja a la hora de enfrentar temas inflacionarios, aunque no sea la causa.



Promedio: 5 (1 voto)
Seguinos en Twitter

Otras notas

  • Casi como una metamorfosis kafkiana, devino la mariposa y Brasil ahora comienza a volar con belleza femenina. Aquella joven guerrillera, que padeció la tortura de una dictadura asesina, con el esfuerzo de haberse recibido de economista y haber mostrado su capacidad en la gestión pública, llega a la presidencia luego de haber enfrentado su primera contienda electoral. La flamante presidenta Dilma Rousseff tiene el reto de marcar su impronta en un nuevo gobierno.
  • Camino al Planalto, Dilma Rouseeff va configurando su gabinete. Para el armado del equipo esta considerando tres grandes líneas: el criterio económico, la coalición de gobierno y la perspectiva de género; punto importante, teniendo presente que será la primera presidenta de Brasil e intentará revertir la magra representación femenina en el parlamento, que a penas alcanza un diez por ciento.
  • En una semana termina el mandato de Luiz Inácio Lula da Silva, el tornero mecánico que llegó a la presidencia de la mano del Partido dos Trabalhadores para cambiar Brasil. En el Foro Social Mundial de 2002, recién elegido, sostuvo que un gobierno de izquierda debe evaluarse a partir de los cambios que generó a favor de la sociedad. En ese sentido, podemos afirmar que Brasil cambió.
  • El Banco Central dio a conocer el primer Informe de Inflación del año 2011, que elabora trimestralmente. En dicho documento confía en que se mantendrán los niveles de crecimiento económico registrados el año pasado, al prever “un contexto macroeconómico en el cual continuarán vigentes los principales factores que condujeron a una expansión de 9% del Producto en 2010, y permitieron superar en tiempo récord el impacto de la crisis global”.
  • El Programa Monetario diseñado por el Banco Central para el flamante año lleva implícita la dirección que tomó la entidad financiera desde que asumió su titular, Mercedes Marcó del Pont. Alejado de los postulados impuestos en los noventa, donde su única misión era controlar el tipo de cambio y manejarse de manera autónoma a las políticas económicas oficiales, el Central se plantea profundizar su apuesta a ser una fuente de crédito destinada a la producción y en condiciones mucho más óptimas a las que ofrece la banca privada.
  • Pasadas las elecciones y ganadora Dilma Rousseff, es hora de bajarse del escenario y encarar el Brasil real. Hay mucho que hacer. Los datos siguientes son todos oficiales.
    Pese a los avances sociales del gobierno de Lula, según la Encuesta Nacional por Muestreo a Domicilio –Pnad 2009–, Ibge, divulgada el 8 de septiembre, el ingreso medio del brasileño, calculado en 650 dólares el año 2009, fue un 2,2% inferior al del 2008.

Programa Economía Política CNBA - Propuesta Ricardo Romero

El curso está estructurado para el calendario académico del Colegio y en base a los contenidos mínimos del Plan de Estudios.
Se compone de tres partes y seis unidades.

Presentación

El abordaje de la materia se realiza bajos dos ejes generales. En primer lugar: se exponen las diferentes corrientes teóricas del pensamiento económico, delimitando el campo de “lo económico” y la forma de abordaje del mismo, realizado por parte de la Economía Política y la Economía. Incluyendo algunas visiones de economistas argentinos. A la vez, los conceptos elaborados por las distintas escuelas se estudiaran directamente desde las fuentes bibliográficas, se analizarán su aplicación practica tanto en su contexto histórico y como en la actualidad.

En segundo lugar, se profundizan los conocimientos aportados por el instrumental teórico y técnico desarrollados por la macroeconomía y la microeconomía. A su vez, se delimitan los mecanismos de Políticas Económicas en materia fiscal, monetaria y de comercio internacional. Se indaga sobre la formación de la economía moderna en general y la evolución de la historia económica argentina en particular. Se busca desplegar los conocimientos adquiridos, en la búsqueda de un análisis crítico al desarrollo económico actual y la viabilidad, o no, de políticas económicas alternativas.

Objetivos

Delimitar el campo de "lo económico" y la forma de abordaje realizado por parte de la Economía Política y la Economía del mismo. Exponer las diferentes corrientes teóricas del pensamiento económico. Analizar los conceptos elaborados por las distintas escuelas desde las fuentes bibliográficas, procurando explicar su aplicación practica. Relacionar el instrumental teórico y técnico, aportado por esta disciplina, con la Historia Económica Argentina.

Contenidos Mínimos según Plan de Estudios

Economía como Realidad. Las Escuelas Económicas. La Renta y el Gasto. Los Mercados Monetarios. La Política Monetaria y Fiscal. La Inflación y Deuda Externa. Escuelas Económicas del Desarrollo. La Economía Argentina: Economía Internacional. Centro y Periferia. Economía Social: Estructura Social Argentina.


Metodología

Los contenidos de la primer parte serán abordados desde una aproximación histórica del autor y su obra en una clase teórica. A partir de esto, se analizaran en profundidad las fuentes bibliográficas, en forma práctica, a través de guías, esquemas y aplicaciones conceptuales. Para la segunda parte, se continúa con el esquema de clases teóricas, donde se exponen las bases instrumentales de la economía, para aplicarlas en forma práctica en las clases grupales. Previéndose algunas actividades de desarrollo instrumental y técnico: elaboración de proyectos productivos, visitas a empresas y análisis macroeconómicos.

Teórico: se analizaran los conceptos fundamentales de la economía política, en forma sistematizada y a partir de fuentes bibliográficas y teóricas.

Prácticos: se realizaran actividades prácticas y reflexivas, que permitirá determinar el nivel de comprensión conceptual de los estudiantes.

Aplicación técnica: se desarrollaran actividades de aplicación de los conceptos aprendidos, desde el diseño de microemprendimientos a visitas a empresas.

Histórico: se interpretará el proceso de formación económica argentina, a partir de la evolución del pensamiento económico y las políticas económicas aplicadas.

Web2: Desarrollo interactivo de la comprensión conceptual y aplicación técnica de las herramientas económicas.Blog de Economía Política Web

Facebook de Economía Política Web

Evaluación

La calificación sigue las normas actuales del Colegio Nacional de Buenos Aires y previéndose como mínimo una evaluación individual por trimestre y una grupal integradora, que serán acordadas con los estudiantes en su momento.

Consultas:

rromero@cnba.uba.ar

Clases

Videos sobre Macroeconomía